lunes, 1 de marzo de 2010

Un futuro pasado...


Aquí tendido me encuentro en mi lecho de muerte,agonizando un día tras otro,las sensaciones se vuelven menos perceptibles y la mente cada vez más nublada,me invade un gran frío a pesar de la lumbre que me acompaña,mi garganta esta seca y me inclino a coger la jarra,las fuerzas que me quedan se desvanecen con cada sorbo que doy y de igual manera me atraganto cuando se me agotan, ojalá pudiera morir ahogado y así dejar ya este patético mundo,con sus patéticas gentes y sus patéticas religiones,temerosos del fin están quienes les rezan a un dios,pues saben que el final está próximo y que no será agradable,pero que importa,yo tengo aquí mi frasco el cual contiene un líquido color violeta brillante por la luz de las velas,un calor sofocante me aprisiona la piel,y brillan las gotas de sudor resbalando por mi frente,envejecida con el paso de los años,pero no como un buen vino,sino mas bien como un árbol que muere lleno de conocimientos y que ha vivido tantas experiencias,tantos amores,tantos deseos no cumplidos…suenan los violines como si un funeral anunciasen,las aves cantan con los primeros rayos de sol y los mozos salen a cazar,desde mi ventana les observo con cierta envidia,envidia de su juventud y experiencias,envidia de sus amores y yo aquí con mi aspecto tan horrible y demacrado por el paso del tiempo..podría acabar con mi vida de una forma mas sutil pero no tendría tanta clase como un buen veneno,tan dulce y bello como la última gota de sangre de un cuerpo fresco,se escucha la fiesta abajo y con nostalgia recuerdo mis épocas jóvenes,he practicado miles de rituales buscando una respuesta,algo sobrenatural,algo que me robe la lógica,algo que me diese esperanzas de no tener una muerte tan…¿en vano?,bueno,a pesar de mis intentos no he conseguido nada excepto quedarme solo con mi única obsesión,a la que nuncaobtendrérespuesta,no en esta vida al menos,nunca habría imaginado vivir tanto,tanto para nada,que es exactamente lo que me queda,podría tener una gran familia,con una esposa en mi lecho cada noche y nietos correteando por la mansión,pero elegí perseguir mi sueño,y fracasé,solo espero que haya algo después de la muerte porque sino aunque no lo sepa,la vida solo tendrá un sentido,la muerte,solo eso,estamos aquí por pura probabilidad,o ni siquiera eso,yo nunca lo sabré y vosotros tampoco,y ahora me llevo a la mano mi pequeño frasco,lo miro,tan bonito y pequeño,tan frágil como el corazón de una niña que no ha conocido su primer amor,retiro el corcho y lo huelo,desprende un aroma a jazmín,como si al beberlo te diera la vida..pero no,lo bebo y lo saboreo,esta frío y sabe como amargo,tiene un tacto aceitoso,empiezan a dormirse me las extremidades,primero los dedos y a continuación los brazos y las piernas,me entra un ligero sueño y mi cuerpo esta cada vez más helado,pero tengo tan pocas ganas de moverme que me quedo tumbado observando a los jóvenes desde mi ventana ,hace un díaprecioso con un cielo azul y soleado,yo aquí en este cuarto recluido,sin movilidad alguna ,con cortinas negras y abandonado a mi suerte,se me cierran los párpados y ya solo recuerdo la persona mas importante que conocí,y me arrepiento de no haber estado con ella en vez de perseguir mi locura,pero ya no importa,nada importa…

No hay comentarios:

Publicar un comentario