miércoles, 3 de marzo de 2010

Anhelo de perdición.


Se va la vida entre la bruma,

Se pierden los sueños más allá de la penumbra,

Se cae en un oscuro hueco,

Se muere dejando un bonito cuerpo


Se fue y me dijo que la siguiera,

Yo tan campante acepte su propuesta,

Tambien me dijo que la protegiera,

Yo tan campante la enterre con la ropa puesta


Y más allá del vacío,

Se oía el rubor de un río,

Clamando ser la corriente de los sueños,

Me sumergí creyéndolos eternos


Cúal fue mi desilusión,

Que sólo encontré la perdición,

Y así me reencontré a mi mismo,

Justo antes de caer al abismo


Todo carecía de color,

Sólo se veía oscuridad,

Nisiquiera recordaba su olor,

Tan solo su triste humanidad


Cual fue mi gran sorpresa,

Que vi mi corazón sobre la mesa,

Gritando ella de dolor,

Y yo solo víctima de la tristeza


Recorrí largos bosques,

Recorrí grandes valles,

Caminé toda una eternidad,

Y todo sin un lamento de piedad


Miré a la muerte a los ojos,

Me pregunté por qué se dejó ver,

Y entonces me dijo que no volvería a conocer,

Que no volvería a saber,

Que moriría como un triste ser…

No hay comentarios:

Publicar un comentario