sábado, 8 de mayo de 2010

...


ya no huelen la flores,
la comida está insípida,
el paisaje se vislumbra opaco y sin color,
ella ya no está,
al alcance de la mano y a millones de años luz,
donde te escondes alegría, donde estás melancolía,
sólo un gran vacío, inmerso en este sueño,
ójala pudiese parar el tiempo y observarte constantemente,
sin envejecer, sin sentir, sin oir, solo mirarte, solo amarte,
solo obervarte, sintiéndote eternamente.

El día que más te necesite será el día que ya no estés.

3 comentarios:

  1. hola, que bellos poemas! interesante muy interesante como manejas los versos, bue ME ENCANTO!
    gracias
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  2. bueno..sólo son palabras encauzadas en la corriente de una emoción, gracias a ti por leerlo

    ResponderEliminar
  3. pense que habria algo nuevo...error mio!
    saludos y sigo buscando los blog,
    un abrazo
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar