domingo, 6 de junio de 2010

.

En ocasiones olvidamos nuestro dolor por solo sentir el de alguien a quien queremos realmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario