jueves, 17 de junio de 2010

La mismo historia de siempre..


Traspasando a una realidad la cual alcanzamos para saltar desde los pequeños pedazos que quedaban al desmoronarse la anterior, gozar de sentimientos y emociones pero no de lazos afectivos, desterrados a la vida solitaria, destinados a la vida deshumanizada y encontrando un nuevo camino cuyo sendero se vislumbra opaco...¿será que es el principio del fin o el comienzo de un destino?, ¿acaso importa lo que sea?...recavar conocimientos, crearse una persona, crearnos a nosotros mismo con un fin...pero al final del tiempo y disolviéndose nuestro cuerpo y nuestra mente...todo aquel trabajo se perderá, eso es la vida, vivir para morir y nada más, todo se pierde en el tiempo y el espacio, en este inmenso bucle que en elgún lejano momento vislumbrará su fin, una vida de esfuerzos para nada, una vida de sacrificios para ser olvidada, una existencia a trazos lejana...vivir el prensente y el momento...¿y si eso no es posible?...saber que realmente todo importa una auténtica mierda, que las cosas que quieras preservar se esfumen inevitablemente, que tu vida sea robada y tu alma asesinada por egoísmo...y que es eso sino más que una parte del ser humano, un ser simbiótico a grandes rasgos..el débil necesita al fuerte, el fuerte al inteligente y el inteligente a ambos..sólo somos complementos los unos de los otros...un mal que ayuda a otro mal sin quererlo pero asi es, el cáncer de este mundo, un error de la naturaleza, al igual que el ser humano contrae un virus este planeta nos contrajo a nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario