sábado, 25 de septiembre de 2010

Aquellos ojos azules que dicen Adiós.


Es cuando te veo y me sacas de mi mundo y tranquilidad, quiero sentirme libre, no pensar en ti, quiero flotar constantemente y no saber de mi, saltar y no caer, no tener miedo, no querer que mi corazón lata cada vez más rápido si reconozco tu silueta, quiero marcharme de aqui y olvidar, de hecho ya lo hago, pero aunque no quiera perderte es lo único que deseo, que no me importes nada, que no seas nada en mis pensamientos...intentaré conseguirlo y acabaré lográndolo, ahora me entristece aceptar esto, pero con el tiempo ya no me importará y ese es mi consuelo, me contento con saber que serás feliz sin mi y que ya no tendré que perderte otra vez.

Es extraño como lo que más deseamos acaba convirtiéndose en lo que más aborrecemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario