sábado, 25 de septiembre de 2010

Aquellos ojos azules que dicen Adiós.


Es cuando te veo y me sacas de mi mundo y tranquilidad, quiero sentirme libre, no pensar en ti, quiero flotar constantemente y no saber de mi, saltar y no caer, no tener miedo, no querer que mi corazón lata cada vez más rápido si reconozco tu silueta, quiero marcharme de aqui y olvidar, de hecho ya lo hago, pero aunque no quiera perderte es lo único que deseo, que no me importes nada, que no seas nada en mis pensamientos...intentaré conseguirlo y acabaré lográndolo, ahora me entristece aceptar esto, pero con el tiempo ya no me importará y ese es mi consuelo, me contento con saber que serás feliz sin mi y que ya no tendré que perderte otra vez.

Es extraño como lo que más deseamos acaba convirtiéndose en lo que más aborrecemos.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Si no pudiera estar contigo ójala tampoco pudiera verte.


Es como si cuando te viera y nuestras miradas se cruzaran sentir un atracción el uno del otro y mientras que nuestras almas intentan unirse nuestros pasos se alejan cada vez más y más hasta perderse en la nada.

Intento sentirme bien y alegre y de hecho lo consigo, pero al llegar a casa y conseguir dormir lo último en lo que pienso al cerrar los ojos eres tú.

domingo, 12 de septiembre de 2010

No puedes engañarte.


Luchar contra la corriente, luchar contra las rejas que oprimen tu corazón, tus sentimiento, luchar contra tu miedo, luchar contra todo lo establecido, porque a veces lo que piensan algunos no es lo que realmente és, aunque lo tomen como una verdad indiscutible, sólo alguien que conoce esa verdad puede saber que es lo correcto o no, en lo más profundo de tí lo sabes, sabes lo que siento, sabes que lo he dado todo, dabes que me he quedado sin nada...y cuando mis esperanzas eran nulas, seguías estando en mi mente, en mis pensamientos, se que tienes miedo, yo también lo tengo...y esque es impotencia lo que siento, de saber que intentan convencerte de que no te quiero, pero sólo tú me conoces aunque yo no puedo vencer a todo tu mundo, yo solo no...y llega un momento en el que te cansas de luchar, en el que notas que como sigas haciéndolo acabarás destrozado y corrompido...inmerso en dolor y llantos. Siempre cuidaré de tí aunque no me veas, aunque ya no esté.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Otro color pero el mismo final


Esta noche, en soledad, me recuerda aquellas en que me lamentaba por alguien, a quien queria, a quien amaba, es como entonces, cuando te das cuenta de que ya no estará realmente nunca, que ya ni siquiera te importa, que deseas que no te importe porque no podrás hacer nada para que vuelva y te ves limitado a existir, sabiendo que esa persona desapareció con el único consuelo de conocer y esperar que esté bien, en paz y disfrute de la vida...mientras nos vemos sumidos en un pozo, aunque la desespereción que lo inundaba se esfumó..ya..es como una sensación de que el mundo te es indiferente y sólo aguardas el final de todo...pero claro, te diviso en ocasiones y haces que el animal que hay dentro de mi se descontrole, aunque intento retenerlo, para no correr hacia ella, mirarla a los ojos, sujetar su cuello y besarla, es como si mi alma tuviera forma de lobo y cuando te veo aulla para ver si te das cuenta e intenta seguirte, pero el lobo está encerrado en una jaula en lo más profundo de mi y únicamente podrá salir con una llave, una llave que no tiene copias...y llega el momento en el que decides tirarla para que no escape jamás, porque sientes que es lo mejor que puedes hacer por ella y por uno mismo.

Me pregunto si en este tiempo derramastes alguna lágrima por mí, supongo que eso sería demasiado pedir...

viernes, 10 de septiembre de 2010

Olvidar cada día un poco más...


Ójala nunca te hubiera conocido, ójala nunca hubiera tenido tu cuerpo entre mis manos, ójala nunca te hubiera abrazado, ójala nunca hubiera olido tu pelo, ójala nunca hubiera sentido tus manos acariciarme, ójala nunca te hubiera acariciado, ójala nunca hubiera paseado agarrado a tu mano, ójala nunca hubiera pensado en un futuro a tu lado, ójala nunca hubiera pensado que me amabas más que a nadie, ójala nunca te hubieras marchado, ójala pudiera desaparecer con desearlo, ójala nunca te hubiera hecho daño, ójala nunca me hubieras hecho daño, ójala hubiera podido aprovechar cada instante contigo, ójala hubiera podido escapar junto a ti hasta el fin del mundo, ójala me hubieras creido cuando te dije que te quería, ójala nunca te hubiera dicho cuanto te quiero y cuanto te quise...y me hubieras dicho que me amas...cada día me repito que ya no existes e intento no pensar cuantas veces te entregas a otras personas ni cuantas veces dejas manejar tu cuerpo al antojo de otro, pero ya no importa, porque ya no existes, sólo existe algo que no conozco y la persona por lo que lo daría todo murío para mi, aunque eso tampoco importe a estas alturas...odio sentir que aún así jamás dejaría que alguien te hiciese daño con todo el que tú me has hecho...y si, yo te lo hice...pero el tuyo supera al mío. Con lo que me importas me da asco que te vean de ese modo, del modo en que quieres y te gusta que te vean..como un objeto...para mí siempre fuistes y serás un persona maravillosa aunque ya no estes, y jamás quise otra cosa que no fuera una persona en la que apoyarme y me animaba, aunque eso te diera igual, aquellas cosas como acompañarte a casa...no dejarte marchar sin besarte, no dejarte ir sin ser capaz de alejarme de ti, volvía a casa plenamente satisfecho porque sabía que estabas ahí, para mí y yo para tí, esto ya es una puta mierda y un asco, lo mismo de siempre, pero que esperar de esto y de ti, ya no puedo esperar nada, al menos me enseñastes que nada es para siempre, que quien te ama deja de amarte, que no puedes confiar en nadie, que al final te traicionan, que quien más quieres siempre será quien más daño te haga y que aunque lo des todo por una persona...ella jamás lo dará todo por tí.

martes, 7 de septiembre de 2010

Y lo siento cuando te veo.


Fue como cuando tienes una herida que no para de sangrar y notas como se te va yendo la vida, te va devorando esa sensación poco a poco, de ansiedad, de que estés aprisionado dentro un un espacio llamado nada el cual habita sólo en tu mente, y cogen un hierro tan ardiente que incluso brille y te apuñalan con el en la herida, y se cauteriza para dejar de sangrar, para evitar que ese sentimiento llamado amor no siga brotando, aquella noche en la que tus labios se dualizaron con los de otro, en la que sentí tu furia y desprecio impactar en mi rostro, en el que noté tu rabia golpear mi cuerpo, aquella noche me curastes, sentir aquello me provocó que me mereciese más la pena olvidarte que seguir amándote, porque aquel dolor era tan inmenso que sentía como me consumía en la mierda más pura que jamás haya pisado, si miro a mi alma puedo observar como hay una marca en forma de M y cada vez que pienso en tí me duele y cada vez que te veo se infecta, pero que es el amor sino el más bello dolor, maldita droga...y un día dije que lo daría todo por tí...y todo lo dí, te llevastes lo más sincero que había en mí, un te quiero, sólo para tí, pero ya todo eso se ha perdido y se que no te importa, pero necesitaba expresarlo de alguna manera, podría haber llenado un lago de lágrimas con tu nombre e incluso un mar, que lo hiciera únicamente significa que no me amabas...y yo como un iluso enamorado solo te esperaba, mientras llovía, mientras la brisa me azotaba yo te esperaba, sin miedo, de nadie, de nada, pero tú me hacías ser fuerte aunque nunca te lo demostraba.

lunes, 6 de septiembre de 2010

El baúl de los recuerdos...


Es curioso como un objeto inanimado te hace recordar tantas cosas y sentir un retazo de todo aquello que te hacia estar más vivo que nunca, ahora estos recuerdos son lo único que me quedan y a veces incluso pienso en destruirlos para no recordar, pero realmente no podría..por desgracia.
Y qué es un recuerdo sino una sensación clavada a una imagen, o una parte de tí tal vez, quien sabe...prefiero pensar que dentro de ese objeto inanimado esta todo el sentimiento con el que una vez te lo regalaron.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Cayendo...una constante de tiempo


Es como si cayeras desde donde eres capaz de pisar el cielo, vas cayendo a toda velocidad y todo se ralentiza, te sientes vivo, te sientes indestructible, sientes que no hay miedo...y condensas esa sensación para seguir y seguir sintiéndola, para que nada te importe, para olvidarlo todo, para no saber nada, para evadirte de este puto y enfermizo mundo, para entrar en otro...el cual es aún más enfermizo, pero al menos es tu mundo y alli mandas tú, crees tener el control sobre todo, crees saberlo todo y no necesitas preocuparte por cualquier persona, ni siquiera por perderte a ti mismo, porque sientes que no eres nadie ni nada, te sientes libre, sientes que ya no estas sujeto a nada, ¿dónde está la linea? ¿el punto sin retorno?, ya no existe, sólo queda un largo camino hacia la perdición, me siento como un animal sediento de sangre, de carne, de deseo y necesito dar rienda suelta a todos estos sentidos reprimidos, la causa ya se extinguió, bueno realmente nunca estuvo ahí, vivir hasta ser consumido, en las llamas, en este fuego que siento dentro de mi, un fuego extrañamente helado, me apetece salir a la calle, subir al sitio más elevado, mirar al cielo, sentir el viento en mi rostro y gritar... ¡esta es mi puta vida joder!...y desvanecerme.

La Ley de Murphy es una forma cómica y mayoritariamente ficticia de explicar los infortunios en todo tipo de ámbitos que, a grandes rasgos, se basa en el adagio siguiente:

«Si algo puede salir mal, saldrá mal




¿Es posible? ¿Es mi destino?¿Mi naturaleza?¿Mi estupidez?¿Mi amor que no se acaba?¿Mi corazón tantas veces roto? por una sola persona ahora, cuantos errores habremos cometido, de cuantos nos hayamos arrepentido, cuantas veces hemos querido o deseado volver atrás, para evitar haberle hecho daño a alguien, habérnoslo hecho a nosotros mismos por hacerlo...demasiados errores...ya nada es lo que era, todo ha cambiado, somos como extraños, somos como un mapa, en el que se refleja nuestro daño, y todos los destinos que puedes visitar en un año, llenos de emociones y sentimientos, que ya están pálidos y fríos como el estaño, pero aún así se puede seguir moldeando, con la diferencia de que parece que cada vez que se le intenta dar forma se convierte en algo peor que lo anterior, supongo que ya acabó todo esto, he perdido demasiado, me he perdido a mi mismo en ocasiones, como esta noche, me he comportado de una menera que siento verguenza solo de pensarlo, para que pedir perdón, yo elegí comportarme así aunque me diera la sensacíon de que no podía hacer otra cosa, supongo que me engañé pensando que podías quererme, preferí vivir en esa ilusíon, pero el velo ya no está y puedo verlo todo con más claridad.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Acaba lo que has empezado...


Me apetece ver como mis puños se van derritiendo lentamente en sangre, como mi rostro se vuelve una mueca de rabia, como mi cuerpo siente la adrenalina recorrerlo por todas partes, me apetece hacer algo malo, me apetece correr con los ojos tapados hasta chocarme con el muro mas grande o caer la vacío, a estas alturas has hecho que nada me importe, nunca luché contigo, luché por tí...ahora lucharé contra el mundo para ver si el si acaba conmigo, ya no hay nada esperándome, no hay nada que esperar, no hay nada por llegar, siempre será lo mismo y me da la sensación de que cada vez irá a peor, comienzo a odiar todo profundamente, deseo odiarlo todo asi no tendré que quererlo, asi no me sentiré como me has hecho sentir, miras la realidad desde donde quieres mirarla, mírala desde todos lados y verás, te han lavado la mente y te escudas detrás de gente...claro, voy a vivir mi vida, dejemos que la persona que más me haya podido querer se pudra en la mierda que se lo merece...a ver si algún día encuentras a alguien que te quiera tanto, por que será una suerte...aunque ya..es rabia, furia y odio y esas tres cosas juntas me van a llevar a mi lenta autodestrucción, me carcomerán por dentro día tras día, me hierve la sangre de pensar en todo esto y si te veo lo verás reflejado en mis ojos, mi corazón deja de latir, mi piel se torna pálida y helada, mis ojos secos e inertes, me siento muerto, pero no lo estoy, ya que me has hecho sentir asi..¿ por qué no lo acabas? es una crueldad hacerme sentir asi y no terminar el trabajo, cuando un caballo se rompe un pata lo sacrifican porque ya no vale para mucho, tú me has roto el corazón, asi que ahora sésgame la vida, es lo mejor que puedes hacer por mi, porque ya no valgo para nada en esta vida.