domingo, 8 de mayo de 2011

Mira que me gustaban tus rincones oscuros...(8)..


Es una sensación como de estar metido en una burbuja, en la que todos entran y a su vez hay otra dentro en la que estoy yo y ahí si que no puede entrar nadie, en la que hay diferentes colores constantemente pero todos oscuros y ocres, en la que puedo poner el fondo que yo quiera sin que los demás puedan ver la realidad que se sucede dentro de éstas, tengo miedo constantemente de dejar entrar a alguien en esa zona desconocida porque después no habrá vuelta atrás, dejar permanecer a una persona mucho tiempo en la parte más muerta de mi significaría que la amo a muerte y sólo pensar en su marcha me marchitaria aunque estuviera a mi lado hasta entonces, ni siquiera se si esque me he quedado insensible, si ya no puedo amar o si soy yo mismo el que se niega a hacerlo sin darme cuenta, tal vez no haya encontrado a la persona adecuada y probablemente no lo haga nunca, visto lo visto no podría esperar algo mejor...ya apenas siento la droga que me dabas, se ha quedado en retazos y recuerdos, ya se ha apoderado de mi esta mierda o simplemente siempre estuvo ahí y tu la ausentabas, quien sabe, es el ritmo de una melancólica canción, asi es la vida, una cadena de sueños que se desvanecen y tenemos que conformarnos con otros porque sino veriamos la amarga realidad, tenemos que mantener la mente ocupada y evadirnos...y no experimentar lo que es autenticamente la vida.

A veces me pregunto cómo se puede echar de menos algo que aún no ha sucedido ni sucederá.

2 comentarios:

  1. No sucede porque tú no dejas que suceda. Deja de preocuparte tanto por el amor y busca otras salidas, que si esa persona existe ya llegará.

    ResponderEliminar
  2. A veces me aferro tanto a eso simplemente porque tal vez sea lo único capaz de sentir.

    ResponderEliminar