martes, 24 de mayo de 2011

Siempre rondando...


Cuando no te queda nada es cuando te das cuenta de lo que de verdad te importa y cuales son tus prioridades más importantes, te das cueta de que siempre hay una persona a la que echas más de menos que a todas las demás...me da la sensación de que no estoy preparado para tomar las riendas de nada y eso me atormenta, parece que en algún momento todos se marcharán y yo tendré que hacerlo o no se que será de mí, no quiero perder las pocas cosas que me importan y creo que es algo inevitable, es frustrante tener ahí esos miedos y no poder hacer que desaparezcan, quiero que algo me importe lo suficiente como para luchar por ello, quiero saber lo que es la motivación, quiero tener ganas de vivir...pero por algún motivo toda esa mierda me es indiferente, tal vez es que ya he aceptado mi destino, tal vez sea un cobarde por ello, quien sabe, tampoco importa, yo no soy nadie, mi vida no vale nada...

Cuando era un niño me asqueaba a mi mismo y siempre deseaba ser especial de alguna manera para no ser una mierda tan corriente...y ahora que tengo algo de distinto no paro de arrepentirme de todo, de que por ello soy incapaz de ser feliz, quiero conseguir mis sueños pero ni siquiera soy capaz de empezarlos, es patético...

Lo único que me ha sentado bien últimamente ha sido que me dejaras abrazarte...aunque tuvieras que marcharte de nuevo.

Por qué tengo una vida que no he pedido, por qué si no me importa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario