jueves, 12 de mayo de 2011

Tenemos lo que merecemos...


Son las notas de una canción, una canción que habla de muerte, que si la escuchas desapareces, que si comienzas no podrás parar, que si terminas descansarás en paz, hagas lo que hagas estarás condenado a percibir, decidir y escoger.
La moralidad exige sólo un camino al que ajustarse, el del sentimiento, el remordimiento, la culpabilidad, la pena...
...me golpeo el pecho y suena hueco, me tiro al vacío y caigo lentamente como si no hubiera nada dentro de mí, eso me hace pensar en ti...y en el gran peso que ha desaparecido, en que me siento solo, pero tal vez simplemente sea una persona solitaria, tal vez nunca desee estar con nadie, tal vez todos los años que he estado teniendo miedo de acabar sin nadie sólo eran una ilusión compuesta por el dogma de una sociedad impuesta, tal vez la respuesta siempre estuvo ahí pero no era capaz de verla, tal vez...
a veces tengo miedo del mundo real, como si me sintiese como un niño al que jamás le dijeron que había de hacer para sobrevivir una vez fuera de la burbuja, como si al no darme instrucciones estuviera incapacitado...como si me mereciera más la pena no hacer nada por la vida...porque para vivir esto que vivo...algo monótono y vacuo, sin la más mínima importancia realmente, porque la vida no tiene importancia, porque quien le da importancia sólo es un maldito subproducto del sistema, alguien que jamás se ha parado a pensar, alguien que no merece ni respeto por ser tan patético...patético por no ver lo que hay detrás de las imágenes y las palabras, detrás de ellas está la mierda condensada que nos hacen tragar a diario, nos alimentan como a cerdos y nos comportamos como cerdos, asi que cerdos somos, unos malditos cerdos a los que llevan al matadero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario