domingo, 12 de junio de 2011

...


Me siento tan perdido, ya no puedo buscar una salida cuando pienso en tí, ya sólo puedo encontrar odio y dolor al hacerlo, la vida se basa en una simple cuestión de prioridades y yo nunca fui ni seré algo más importante que otra ecuación en la tuya, sería quedarme ahí esperando mi turno como un maldito y patético perro faldero y antes prefiero no verte más a ser eso, al fin y al cabo ya rompí esos moldes de mi conducta y ahora puedo sentirme libre, ya ni siquiera mereces que te mire, no se que siento cuando lo hago, no se si es bueno o malo lo que me recorre el cuerpo, pero lo único que tengo claro esque has sido la única persona que me ha podido arrebatar mi orgullo y eso no pienso perdonártelo nunca, siempre idealizamos a una persona con unos carácteres y cuando ya no le importamos nos damos cuenta de como era ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario