jueves, 30 de junio de 2011

...


Hoy me sabe la boca a nicotina, me duele la cabeza y me evado de todo, es como si normalmente me encontrara en una zanja de mierda y de repente comienzo a subir, me voy elevando más y más hasta llegar tan alto que ya ni siquiera veo dónde comenzaban los problemas, los admiro desde el estrepitoso averno que los sobrevuela ahora, es extraño, todo me parece algo subrealista, subrealista pero atractivo..


A veces las historias de amor más bonitas son las que no se olvidan, las que tienen una intensa trama, en las que se ve la lucha de ambas personas por lograr estar juntas, son las que se hacen con dolor, las que se escriben con sangre, las que hacen eterno el momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario