martes, 21 de junio de 2011

La inspiración...siempre vuelve.


Supongo que saber que me amabas me hacía más fuerte, podía ver una representación de mi mismo grande y vigorosa, como si pudiera comerme el mundo, pero ya sólo puedo verme desde un plano en picado, desde las alturas me veo, me veo tan pequeño que no parezco nada, siempre llega un momento en el que ha de acabarse todo, supongo que ya ha llegado ese momento, lo temía y esperaba que sucediera, ya por mucho que te pueda amar se que no volverás y eso en parte me tranquiliza, porque ya no tengo que esperar a nada, lo que esperaba ha ocurrido, puedo sentirme libre al saber que no me amas, puede que también me sienta triste, melancólico o dañado, pero esto era inevitable...al menos puedo apoyarme en esa idea, ya no tendré que pensar en ti ni tener dudas de todo constantemente porque has sido capaz de elegir tu camino, siempre fue como vivir en una película, a tu lado, pasé de ser el protagonista a un actor irrelevante y sin importancia, a ser el actor que jodió tantas veces aquella bonita obra, sólo un maldito necio y estúpido...y mi corazón quiere que leas estas palabras pero mi mente me dice que perdí la oportunidad, que debes seguir tu camino y salir del pozo de mierda en el que te introduje...pero lo que piense y sienta no son nada, la realidad es que este sitio ya no lo visitarás, simplemente ya no tiene tanta importancia como antes y las cosas sin importancia se olvidan, pensé que la isnpiración se había acabado y parece que únicamente tú que no estás aqui ni ves esto la haces brotar...brotar a través de mi piel, de mis poros, de mis manos...y de mis ojos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario