lunes, 9 de enero de 2012

Ahogándome..

LLevo sin drogarme un dia y poco más y comienzan los sueños recurrentes donde una extraña forma intenta darme caza y perseguirme vaya a donde vaya y cuando creo que la destruyo vuelve y he de huir hasta que no me pueda encontrar o me destruirá, tras varios sueños de ese estilo entro en otro sueño que parece algo tranquilo y en él apareces tú, pienso que después de todos los anteriores en este ocurrirá algo bueno, voy hacia tí, me acerco, noto cuánto te echo de menos, noto las ganas que tenía de verte, noto que todo el miedo producido por pesadillas anteriores desaparece, estoy llegando y te pongo las manos a ambos lados de la cara, te miro a los ojos y te digo cuanto te amo, te sonrío y me contestas que ya no sientes nada, me dices que te hice mucho daño y que ya no puedes amarme, y vuelvo a preguntártelo porque pienso que estés bromeando y me dices lo mismo, una y otra vez, me dices que estás enamorada de otro y ya no volverás...y comienzo a llorar de lo que me duele oirlo mientras que me doy cuenta de que en todos los sueños anteriores corría riesgo mi vida, intentaban acabar conmigo y nada me hacía tanto daño o me asustaba tanto que el que me dijeras aquello y despierto mientras tu imagen se evapora de mi cabeza.
Justo después de todo eso me puse a escribir y meditarlo y darme cuenta de que desde que supe que te amaba temería estos momentos, estos tiempos, tiempos en los que el camino se bifurca y ya no nos veremos, personas que se conocían, personas que ya no son nada, personas que lo daban todo el uno por el otro aunque a veces no lo pareciera y ahora estoy solo, me siento solo, siento que no tengo nada que me pueda importar, me siento como si estuviera muerto y lo que más siento es tenerte en mente todos los días mientras te acuestas con otro tio, mirar tus fotos a su lado a ver si tal vez deje de sufrir al veros juntos y enamorados, al veros una y otra vez, y otra y otra.
Sigo preguntándome cómo alguien puede decir que eres su puto mundo y al poco tiempo enamorarse de otro, sigo sin comprender todo aquello que parecías quererme y ahora esto, no sé por qué tuvistes que decirme tantas mierdas, ójala no lo hubieras hecho porque son recuerdos que no me dejan vivir traquilo, recordarte diciendo: me estás rompiendo el corazón , tenía el regalo de cumpleaños guardado para tí, mi madre nos hizo algo para los dos ese mismo día...
Estoy harto de llorar por algo que ya ni me merece la pena, lloro por una persona que me da la sensación de ser buena, que no me hubiera hecho daño por puro despecho, que no me habría mentido, tal vez llore por alguien idealizado y no por tí, porque sé que no eres así, dios esque me sigue pareciendo extraño que ya no te importe una mierda después de hacer parecer que lo fui todo en un tiempo, sigo pasando por aquellas zonas en las que nos sentábamos y hablábamos y cada vez que paso por ellas cuando camino por la calle nos veo en aquellos tiempos, recuerdo como te hacía de reir y cómo de realizado me sentía al hacerlo, cuando salías del gimnasio y echábamos el rato por ahi, cuando me contabas tus preocupaciones, cuando visitaba tus rincones más oscuros en mitad de la calle, son recuerdos que no me dejan tranquilo porque no comprendo como desaparecíó todo completamente.
Estando despierto pienso que sigo sintiendo algo y que ya lo he superado pero en mis sueños me doy cuenta de cuanto te amo todavía, que el dolor que siento parece no tener fin, pienso en que vengas de visita, verte por ahi, ver que te hacen daño, salvarte de quien te lo hace y por algún motivo acabar perjudicado por ayudarte y morir en tus brazos mientras te digo todo lo que te quiero y seas tú lo último que vea, pensar eso me hace sentir bien aunque es una estupidez como un puto castillo pero bueno, dios es patético, tengo que serlo por ser así,me maldigo constantemente y me pregunto por qué me haces sentir de tal manera y nadie más me hace sentir algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario