sábado, 22 de noviembre de 2014









Eres como un agujero negro, arrastras a todos quienes les importas hacia tu autodestructividad, obsorves la vitalidad de los que te rodean, les robas sus emociones, te apoderas de su voluntad buscando el control a través de la pasividad, valiéndote de tus sentidos para canalizar la necesidad, eres una depredadora que necesita alimentarse de las emociones ajenas para llenar el vacío que hay dentro de ti, ¿Cómo podría amarte alguien de verdad si supieran lo que escondes bajo la piel?, la naturaleza de tus sentidos, la piel que mudas, la que una parte de ti intenta repeler, en vano, tu egoísmo es tu dueño, impulsos basados en el miedo, si ahora pudiera recorrer tu cuerpo con mis labios notaria que me quemo, que me intoxico, que me paralizas para envolverme en una telaraña y nutrirte de mi vivacidad durante meses hasta quedarme seco, inerte, sin utilidad alguna, dejándome ser pasto de las llamas, pasto de cualquier cosa que pudiera devorarme y volver a tu cueva en la que te escudas con paredes de apatía cubiertas de los rostros de amantes muertos, proyectando  tu falta de control y llenándola haciéndote dueña de la dependencia, te vales de la ingenuidad e inocencia para atraer a dementes inconscientes cegados por la luz que desprenden tus alas, diseñadas  por la naturaleza con un propósito, sobrevivir planeando entre el caos que creas, entre los cadáveres que dejas, observándolos para recordar el poder que obtenías de ellos, llenando tu ego, mirando al suelo las atrayentes formas que dejas tras la luz que se proyecta, pero no puedes mirarte al espejo porque verías lo que realmente eres, un ser destructivo, el conflicto en tu interior se ve claramente reflejado en tus creaciones de la realidad, en tu intento de manipular y dar forma a pasadizos en las mentes de otros, en tu propia mente, contigo misma, puedo ver la nada en tus ojos, me asfixio al entrar en ellos, algo intenta arrastrarme abajo, prefieres hundir a quien dices amar únicamente por no morir sola,¿Qué forma de amar es esa?, eres como el canto de las sirenas al que acuden los marineros y no vuelven a aparecer, tu cuerpo es un mar en el que quieren penetrar, nadar en tu sudor, fundirse con tu materia , sin darse cuenta de la tempestad que se les viene encima, mientras les observas y notas la satisfacción de saber que están a tu merced, crees odiar a la gente y estar por encima de ellos, pero lo cierto es que cuanto más ha pasado el tiempo más eres y actúas como ellos, te siento contaminada, como si la enfermedad se hubiera extendido dentro de ti, tu piel se ha vuelto negra y marchita dando la sensación de que fueras a caerte en pedazos lentamente si te toco, dices odiar al animal humano por ser como es, pero todo tu odio los produces tú misma, nadie te lo creó porque nadie te abandonó, nadie te despreció, nadie abusó de ti, realmente tu has abandonado, despreciado y abusado de los que te han amado, si es que la palabra "amar" tiene cabida en nuestra especie, representas la mayoría de cosas que a mi si me producen odio, aversión, tal vez fuera una de las razones para alejarme, para no verte caer como todos lo hacen, porque de ayudarte me agarrarías para caer contigo, si se puede odiar al ser humano es por su debilidad ante los instintos y lo que ello provoca, su falta de raciocinio, la debilidad te controla y te has convertido en una marioneta con  la ilusión de mover sus propias cuerdas cuando lo cierto es que haces todo lo que te dicen, todo lo que te hacen desear, si ahora besara tus labios saborearía la decepción, has abandonado todo cuanto podías ser para no ser nada, quizás eres esa clase de persona y yo un ignorante que ve más allá de algo que no se puede cambiar, la verdad es que la gente rara vez cambia, simplemente aprenden a mentir mejor, eres tan egoísta que vas a caer y arrastrar a todos los que te valoran  para no sentirte tan sola ahí abajo porque si no puedes salir al menos dejarás que se consuman a tu lado y podrás evadirte de todo ese miedo utilizándoles y viviendo a través de sus vidas para escapar de la tuya.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada